sábado, 16 de marzo de 2013

Consideraciones sobre los ribats-rábidas-rábitas, III

Tercera entrega de esta selección de textos sobre los ribats-rábidas-rábitas, en esta ocasión es parte del ensayo "En torno al morabitismo en la Serranía de Ronda: Una propuesta para el análisis de sus rábitas y zāwiyas", escrito por Virgilio Martínez Enamorado y Manuel Becerra Parra. Lo transcribimos.


Tipología de morabitos en Ronda y su entorno


Podríamos establecer distintas funcionalidades para las rábitas rondeñas, lo que como resultado da una tipología de tres clases de instalaciones diferenciadas entre sí.

1.  Habría un grupo de oratorios urbanos o periurbanos en la ciudad de Ronda, “morábitos” que los conquistadores confunden con “mezquitillas” por ser de reducidas dimensiones en relación con las mezquitas de barrio (masāŷid al-ḥawma); el término que se emplearía para estos oratorios sería indistintamente el de rābiṭa y zāwiya, englobados uno y otra tras la conquista bajo el uniformizador “mezquita”. En esta categoría entran indudablemente algunas o muchas de las “mezquitillas” que comparecen en la documentación castellana y que faltan en el repartimiento rondeño: la mezquita con monasterio cerca del Guadalcobacín, el denominado Fuerte Baussain, la Rábita Alta y –estamos seguros– alguna otra que no ha sido detectada en la documentación por hallarse camuflada, como ha quedado dicho, bajo la denominación de simple mezquita.

2. Habría rábitas de alquería, emplazadas en el punto más elevado de las mismas y representación en última instancia de su “identidad”, consagradas a santones locales, casi siempre sus fundadores, y gestionadas por la comunidad una vez que aquéllos desaparecieron. A esta modalidad pudieron pertenecer las rábitas de Parauta y Benarrabá, así como laconstrucción que tuvo que existir en el llamado Cerro de la Mezquita de Genalguacil.

3. Rábitas de delimitación de términos, emplazadas en lugares muy aislados y a una considerable altura; fundadas también por santones locales, cumplían no sólo con las funciones expresadas para la anterior modalidad, sino también con la de delimitación de términos comunales dependientes de las alquerías emplazadas más abajo. De ahí que la documentación castellana aporte una valiosa información sobre estos establecimientos. En este grupo, se incluyen las rábitas del Cerro Malhacer (rābiṭat Mawlay Abū l-Ḥasan), la de San Cristóbal (Rābiṭat Mawlay Ḥasan), la de Montejaque (Rābiṭat Muntšāqir) o la de Natías (Rābiṭat ‘Ayn ‘Attūš), la rábita entre El Havaral y la tierra de Marbella y una buena parte de las “mezquitillas” y “mezquitas” que Gozalbes recoge en distintos lugares elevados de la Serranía: el oratorio de los moros que figura en el Repartimiento de Ronda y que se encuentra en el término de Jerez de la Frontera; la mezquitilla del deslinde entre Gibraltar y Jimena, por un lado, y Gaucín y Casares, por otro; la del deslinde entre Jimena y Casares; o la Casa de la Mezquitilla de Ubrique y la Mezquitilla del Apeo de Monda, en el deslinde entre Marbella con Monda, tras la Cudialhalanih.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada